Mi compañero el odio

Odio mi vida
Odio mi trabajo
Odio a mi cuerpo por a hacerlo
Odio mi traje de esclavo
Odio su maldito sistema
Odio a mis compañeros por aceptarlo
Odio los aires de superioridad
Odio las frases hechas que no dicen nada
Odio a quien la usa
Me odio por no gritar cada vez que las oigo
Odio el hermoso otoño
Odio quererla
Odio no haberme dado cuenta
Odio no poder decírselo
Odio decírselo
Odio mi puta cobardía
Odio no poder pensar con claridad
Odio a mi puto corazón
Odio retirarme
Odio luchar por ella
Odio sus palabras
Odio su libertad
Odio no poder soportarlo
Me odio
por hundirme
en mi rincón

7 comentarios:

Dabiz del Reino dijo...

Hard-face, el odio es un sentimiento poderoso y por mucho que nos empeñemos en lo contrario va ligado al amor... Esos escritos siempre acompañados de dibujos, por favor!!

Igor Heras dijo...

me resulta un poco infantil ahora que lo releeo, pero el otro dia recitado por el cabornazo de carlos sonaba de puta madre o quiza era el alcoholazo que llevaba encima.

javoc dijo...

increiblesisismos trazos compañero. lo felicito y disfrutare viendo todo esto. muchas gracias.

Igor Heras dijo...

Bienvenido compañero Jacov, no sabes la alegria que me da recibirte eres el primer "no conocido" que me deja un comentario .Muchas gracias

dalton kfk dijo...

Apenas recién nacido en esto de los Blogs no dejo de impactarme cada semana con las cosas que estoy viendo en este infinito cordon umbilical. Estoy de acuerdo con la necesidad de comentarios que alimenten el ego o encabronen el mismo de los autores, siempre bajo la amenaza del autodestierro desproporcionado al que algunos sucumben abandonando el fiel lápiz por integrarse en este prostíbulo consumista.

Gracias por descargar tu ira en esas imágenes, el terror que transmiten permite convivir mejor con el de uno mismo. NO DEJES DE ACOJONARNOS

isabel dijo...

va, de éste ya te dije...

Marcus Versus dijo...

tengo un poema con un gran parecido a este.
evidentemente se llama ODIO. Tiene unos 3mil versos más q este (por lo tanto más aburrido, claro). Lo leeré la próxima vez en el bukowski.